Monthly Archives: June 2016

Black Lives Matter

Demonstrators hold up lighted signs during a protest in Boston

Photo: Brian Snyder / Reuters via The Atlantic

Oi! Tudo bem? Hey! Anyone there? Hola, ¿me escuchan?

Hace tres años ya que he publicado aquí. Ando en mil cosas, cambié de trabajos, pero mi obsesión para los idiomas y la lingüística sigue siempre más fuerte. O meu português não é muito forte neste momento pela falta de prática, mais o meu espanhol tem melhorado bastante.

Estoy enfocándome más y más en la traducción e interpretación, especialmente en el contexto del movimiento por la justicia social. Poder comunicar y escuchar entre personas diversas, o sea, de idioma, raza, creencia política y habilidad distinta, será la clave en construir un movimiento más inclusive y realmente hacer cambios en nuestra sociedad. Pero a veces vemos la interpretación como una panacea; “¡si pudiéramos tenerlos todos comunicando en el mismo salón, resolveríamos todos nuestros problemas!” Y no es así. La interpretación puede ayudar con la comunicación. Puede facilitar que haya más entendimiento de lo dicho. Pero no automáticamente resuelve los prejuicios que todos traen, o crea respecto entre grupos diversos.

El trabajo de los organizadores comunitarios muchas veces es tratar de dar contexto a las experiencias de las personas de una manera en que se puede ver como las conectan al racismo sistémico; como sus experiencias no son únicas. Y como las maneras en que unos han sufrido, que se han silenciado sus voces, están conectados a otras instancias de la opresión. Muchas veces no es una conexión fácil y puede tomar una vida entera para realmente entenderla.

Entonces, de manera muy indirecta, llego al tema de hoy: el movimiento Black Lives Matter, la traducción apropiada y su contexto para los hispanohablantes.

La palabra más polémica de esta frase será la que habla de raza: black. Y hay que recordarnos que esta palabra en inglés también tiene su historia. Wikipedia tiene un buen resumen aquí. En los años de la esclavitud, usaba mucho la palabra negro, que viene de las lenguas romances como el español. De esta palabra surgió la clasificación peyorativa “nigger”; aunque seguía usando negro, los líderes del movimiento para los derechos civiles en los EEUU afirmaron la palabra black como no peyorativa, como palabra de orgullo. También se puede hablar de colored y como se conecta y como no se conecta con la nueva frase people of color, pero tal vez será otra publicación.

Pero la palabra black sigue con estigma, tiene significado político, y muchas veces cuando uno no quiere ofender a nadie, se usa African American. Que puede ser correcto en varios casos, pero no tiene el mismo significado. Hay inmigrantes de la África que se consideran ellos mismos afroamericanos pero no black, porque no vienen de la historia de la cultura black que se descendió de la esclavitud en los EEUU. Hay también personas black que viven en otros partes del mundo, entonces a veces buscamos algo como afrodescendiente or of African descent. 

Los organizadores de Black Lives Matter claramente querían decir con lo que empezó como hashtag que las vidas BLACK importan, que tienen valor. Las vidas que se las mata tan fácilmente la policía importan. Las vidas que son 35% de la población encarcelada pero 12% de la población estadounidense importan. Los organizadores no se metieron en eufemismos sino que en la realidad de sus comunidades.

Entonces, si estas palabras son tan pesadas en inglés, claro que intentar traducirlas no será fácil. También, inmigrantes de países distintos tendrán experiencias distintas con raza y con estas palabras, y todos van a sentir la influencia del inglés. Entonces aquí trato de un contexto con un español Californiano, con mucha influencia de México y América Central. Negro/a existe pero para muchos no les gusta esta palabra, por tanto la misma historia que su cognado pasaba en los EEUU. También podemos utilizar afroamericano; uso mucho esta palabra en mi trabajo, por ejemplo. En español mexicano, la palabra que más escucho de la comunidad es moreno/a. No creo que haya intención mala con esta palabra, pero también se la puede usar en contexto peyorativo. O la escucho en la diminutiva; morenito. “Los morenitos siempre hacen…” Y son estos momentos donde como organizadores, debemos de tener estas discusiones de raza, de estereotipos de otras comunidades.

Entonces, ¿cómo se traduce Black Lives Matter? Hay publicaciones que ni lo intentan, como La Opinión aquí de Los Ángeles. Ellos prefieren mantenerse con la frase en inglés, como nombre. La traducción que más he visto es la literal: “las vidas negras importan.” O una variación menos común: “las vidas de los negros importan“. O una traducción que para mi habla más en eufemismo, “las vidas de los afroestadounidenses importan“.

Hace un mes, tuve la oportunidad de interpretar un manifiesto de varios grupos comunitarios trabajando en levantar la consciencia sobre temas importantes en la comunidad. Fue un mitin con interpretación consecutiva, y quería comunicar el mensaje lo mejor que podía. Pregunté a algunos hispanohablantes nativos que pensaron de la traducción “las vidas negras importan”, y todos se incomodaban con la frase. Para mí, alguien que no hable español como primer idioma, siempre tengo que respetar a las opiniones de los hablantes nativos. Pero también, como organizadora comunitaria, quiero saber porque nos hace sentir incomodos usar una palabra tan directa para hablar de raza. Para tal vez darles la oportunidad de sentirse este sentimiento, aquel incomodidad. Estos momentos nos dan la oportunidad de crecer.

Encontré otra traducción que me gustó, escrita por las fundadores del movimiento. Aquí, dijeron “la vida afro tiene valor”. No era tan literal como los demás. Pero también usaba una palabra, afro que conlleva esta conexión a la descendencia africana sin tener el estigma de negra. También el cambio para la frase “tiene valor” pone un énfasis en el significado, el valor de cada uno de estas vidas. Aunque no será la traducción para cada instancia, es lo que utilicé este día.

Para construir una sociedad más justa, hay que poder tener discusiones difíciles. Hay que enfrentar temas que a veces ni queremos tocar. Aunque es un desafío, tener estas conversaciones sobre terminología y raza es crucial en desarrollar relaciones multiculturales y multiraciales. ¡Y que no nos escondamos en eufemismos! Si no tenemos miedo en decir las palabras exactas que queremos utilizar, otra personas se inspirarán también y seguiremos adelante.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Spanish, Uncategorized